miércoles, 19 de enero de 2011

VALDERAS 48H - 24 Y 25 Septiembre 2011

VALDERAS 48H es un gran acontecimiento cultural que, durante un fin de semana, ofrece la oportunidad de conocer Valderas, experimentar su arquitectura y tradiciones de forma excepcional y completamente gratis. Las actividades de VALDERAS 48H invitan a todos a explorar y entender el valor de esta villa leonesa.

VALDERAS 48H es un proyecto abierto a todos, que se realizará el fin de semana del 24 y 25 de Septiembre de 2011.



El HORARIO DE ACTIVIDADES del evento será el mismo tanto para el sábado 24 como para el domingo 25 de Septiembre:

·        Rutas por la villa de valderas:

Ruta Monumental: Arco de Santiago, Iglesia de San Juan del Mercado, Arco-Puerta de Arrejas, Iglesia de Santa María del Azogue, Iglesia del Socorro y Museo Parroquial, Ruinas del Castillo de Altafría y la Puerta de San Isidro. A mayores se puede visitar el Seminario de San Mateo y el Hospital de la Piedad, donde reside el Museo Etnográfico, que están un poco más apartados de dicha ruta.

Ruta Señorial: Casa Consistorial, Casa de los Marqueses de Osorio, Casa de los Charro, Casa de los Marqueses de Janillo, Casa de los Arias y Casa de los Benavides.

Ambas rutas tendrán lugar simultáneamente a las 11h (*) y 17h
La entrada a todos los monumentos será gratuita
(*) La Misa tendrá lugar el Domingo 25 a las 13h.


  • RUTA EN BICICLETA POR LA SIETE VILLAS – 11h.
La ruta por las Siete Villas de Campos comenzaría en Valderas. El lugar de salida sería el Seminario de San Mateo (C/ Calvo Sotelo), y el orden sería el siguiente:

Valderas (León), Villaornate (León), Fuentes de Ropel (Zamora), Roales de Campos (Valladolid), Villalobos (Zamora), Castroverde de Campos (Zamora) y Becilla de Valderaduey (Valladolid).

·        Actividades para niños (3 – 10 años)
Talleres – 11h y 17h.

De forma simultánea a las rutas por Valderas, se ofrecen talleres para niños de edades comprendidas entre los 3 y los 10 años. En función de las edades, un grupo de monitores llevarán a cabo juegos y actividades para los niños.

Algunas de estas actividades serán:
-          Pintar el escudo de Valderas para los más pequeños
-          La Oca de Valderas: el tradicional juego de la Oca pero con casillas de los monumentos más emblemáticos del pueblo, y alguna de sus tradiciones y fiestas más señaladas.
-          Juegos tradicionales: lanzamiento de aros, lanzamiento de bolos, tres en raya…
-          Talleres: taller de zancos, taller de tiro con arco, taller de maquillaje (pinta-caras), taller de danzas medievales y renacentistas…
-          Participación en el proceso de la vendimia


·        Visita a las bodegas y Cata de vinos – 13h.

·        Degustación de Bacalao (Plaza de San Juan del Mercado) – 13:30h

·        La Vendimia: Venta de productos típicos y actividades   (Plaza Mayor) – 19H.
Esta actividad consiste en un mercado con productos tradicionales de la villa y venta de vino, además de un conjunto de paneles explicativos sobre el proceso de la vendimia que se colocarán en el centro de la Plaza Mayor.

·         Concurso Fotográfico VALDERAS 48H. Realiza tus instantáneas de Valderas y su entorno durante todo el fin de semana, y participa.

Los premios serán:
1º Premio - 200€
2º Premio - 100€
3º Premio – 50€
Las tres fotografías ganadoras serán expuestas en el Ayuntamiento de Valderas.





Concurso Fotográfico "VALDERAS 48H"

¿Te gusta la fotografía?
¡¡Pues esta es tu oportunidad!!
Ven a VALDERAS 48H y saca tus instantáneas.
¡¡Participa!!


Bases del Concurso:

1º Base: Objeto

Este concuso está organizado y ejecutado por el Ayuntamiento de Valderas (León) como una actividad dentro del evento VALDERAS 48H (24-25 de Septiembre de 2011).

2º Base: Requisitos

Puede participar en el concurso cualquier persona física mayor de 18 años que resida en territorio español. La participación será gratuita y será necesario tener cuenta de correo electrónico (Hotmail, Gmail...) para el envío de las fotos. Se permitirán un envío máximo de tres fotos por pesona, incluyendo los datos personales (nombre y apellidos, DNI, dirección y un número de teléfono).

Los datos serán comprobados al finalizar el Concurso, quedando invalidados antes de la selección aquellos incorrectos, que no sean auténticos o que no cumplan con las presentes bases.

3ª Base: Procedimientos y Premios

El periodo de tiempo para el envío de las fotos al correo electrónico venaconocervalderas@gmail.com será de una semana después del evento VALDERAS 48H, es decir, desde el lunes 26 de Septiembre hasta el 3 de Octubre a las 12h. Como ya hemos apuntado anteriormente, tan sólo se podrán enviar tres fotos por persona y correo electrónico.
El lunes día 3 de Octubre, una vez finalizado el concurso, un jurado formado por trabajadores del Ayuntamiento de Valderas, elegirá a un ganador en base a criterios de calidad y originalidad de la fotografía enviada.
Los tres premios consistirán en 200€ para la fotografía ganadora del 1º Premio, 100€ para el 2º Premio y 50€ para el 3º Premio. Además, sus fotografías serán expuestas en el Ayuntamiento de Valderas.

El jurado elaborará una lista con los ganadores y cinco personas de reserva, también numerados del 1 al 5. Esta lista implicará el orden de preferencia para suplir a alguno de los ganadores si fuera necesario.
Se comunicará el resultado al ganador del concurso a partir del día 4 de Octubre mediante correo electrónico y vía telefónica. Una vez efectuada y validada la comunicación, los agraciados tendrán 4 días hábiles para comunicar la aceptación del premio, así como sus datos personales y remitirnos una fotocopia del pasaporte o DNI al Ayuntamiento de Valderas (León). Si transcurrido este plazo no se recibiera respuesta por parte de alguno de los agraciados, se entenderá que renuncia al premio y se procederá a contactar con el siguiente puesto de la lista de reserva en el orden de preferencia establecido.

La lista con los nombres de los ganadores será publicada en este blog, y en la Pagina Web del Ayuntamiento de Valderas.

VALDERAS 48H

Ruta en Bicicleta por las 7 Villas

En el siglo XIII, Valderas figura en los anales como feudo del señorío de los Osorio. Es en esta época cuando se convierte en la Capital de las Siete Villas de Tierras de Campos: Valderas, Villaornate, Roales de Campos, Becilla de Valderaduey, Castroverde de Campos, Villalobos y Fuentes de Ropel.

Queremos proponerte una ruta en bicicleta por estas 7 Villas, que comenzaría en Valderas.


El orden de la ruta sería el siguiente:

Valderas (León) - Villaornate (León)  - Fuentes de Ropel (Zamora) - Roales de Campos (Valladolid) - Villalobos (Zamora) - Castroverde de Campos (Zamora) - Becilla de Valderaduey (Valladolid)

Las distancias aproximadas entre los pueblos que forman la ruta son las siguientes:

Valderas - Villaornate: 16,6 Km.
Villaornate - Fuentes de Ropel: 27 Km.
Fuentes de Ropel - Roales de Campos: 8 Km.
Roales de Campos -Villalobos: 12 Km.
Villalobos – Castroverde de Campos:19,4 Km.
Castroverde de Campos – Becilla de Valderaduey: 17,6 Km.


VALDERAS (León)
La capital de las 7 Villas de Campos, situada en la provincia de León, nos ofrece un patrimonio histórico y monumental amplísimo, entre los que destacan la Iglesia de Santa María del Azogue o la Casa de los Osorio. Esta villa fue declarada en 2008 Bien de Interés Cultural.

VILLAORNATE (León)
Dominando la vega del río Esla, encontramos la segunda villa leonesa, donde nos llama la atención el yacimiento romano conocido como el “Carrecastro”. También muy representativa la iglesia construida en ladrillo dedicada a Santa María Magdalena, y en su interior, la Cruz procesional del Cristo del Santo Entierro.

FUENTES DE ROPEL (Zamora)
Los primeros asentamientos de este municipio zamorano se remontan a más de 2000 años. De la época de fundación de esta villa se debe mencionar la parroquia de Santa María del Arbas, la parroquia de San Pedro y la propia iglesia de Fuentes de Ropel, todas de fábrica románica.

ROALES DE CAMPOS (Valladolid)
Esta villa vallisoletana, enclavada en plena comarca de Tierra de Campos, entorno rural, del que sigue empapada, después de más de ocho siglos. Además de sus famosísimas bodegas podemos contemplar una arquitectura rica en historia como la iglesia de San Miguel, edificio barroco del siglo XVIII.

VILLALOBOS (Zamora)
Este municipio y villa de Zamora, próximo a la Ruta de la Plata ya existía en época de los lusitanos y fue muy aprovechada por los romanos. El pueblo comienza a existir como tal con los nuevos pueblos y toma parte de ella la familia Osorio, parientes de los Reyes de León.

CASTROVERDE DE CAMPOS (Zamora)
La atmósfera señorial de esta villa zamorana jalonada de templos y palacios, con un pasado glorioso del que hablan con elocuencia la planta de su trazado antiguo. Podemos visitar la fortaleza, los restos de la torre de Santa María la Sagrada o el monumento dedicado al héroe y conquistador Diego de Ordás en la Plaza Mayor, obra de Eduardo Rodríguez Osorio.

BECILLA DE VALDERADUEY (Valladolid)
Esta villa se desarrolló principalmente durante la Baja Edad Media durante el periodo de las repoblaciones del Reino de León al que perteneció. Alcanzó su máximo esplendor lo alcanzará en el siglo XVI por su auge agrícola y ganadero. Podemos visitar en esta villa la iglesia mudéjar de San Miguel o la Iglesia Parroquial de Santa María de la Asunción (siglo XVIII).



**La referencia de estas villas como las 7 Villas de Campos es gracias a Don Alberto Prieto, autor de “Historia de Gordoncillo” (Ayto. Gordoncillo. 2009), y que próximamente publicará un libro sobre la Historia de Valderas.

Rutas por la Villa de Valderas

Aquí te ofrecemos dos rutas para que conozcas el patrimonio artístico de Valderas.
Una ruta se centra en los monumentos más importantes, incluyendo otros a mayores (a elección del visitante); la otra se centra en las casas señoriales detacadas de Valderas.

Ruta Monumental

1. Arco de Santiago (1)*
2. Iglesia de San Juan del Mercado (19)
3. Arco-Puerta de Arrejas (2)
4. Iglesia de Santa María del Azogue (20)
5. Iglesia del Socorro y el Museo Sacro (26)
6. Castillo de Altafría (10)
7. Puerta de San Isidro (25)

A mayores se puede visitar el Seminario de San Mateo (27) y el Hospital de la Piedad (actual Museo Etnográfico) (18), que están un poco más apartados de la ruta.


Ruta Señorial:

1. Casa Consistorial (4)
2. Casa de los Marqueses de Osorio (7)
3. Casa de los Charro (8)
4. Casa de los Marqueses de Janillo (9)
5. Casa de los Arias (5)
6. Casa de los Benavides (6)

*Los números entre paréntesis corresponde a los números del callejero.

Si quieres información sobre estos monumentos, pincha aquí. O si prefieres información sobre los palacios y casas señoriales de la villa, pincha aquí.




Para descargar el callejero de Valderas pincha aquí

Leyendas

Como en todas las localidades, existen leyendas que explican parte de su historia que, bien por falta de documentación, se han ido transmitiendo de generación en generación.
Las leyendas son una tradición no escrita que en cierta medida, justifica no sólo la historia del lugar, sino también muchas de sus fiestas y tradiciones.

Veamos qué leyendas siguen vivas en la tradición de Valderas:

A falta de documentos escritos para la historia de Valderas anterior al siglo XII, la tradición cuenta que en el siglo VIII el rey godo Witiza proclamó una ley que mandaba destruir todas las armas y convertirlas en arados y utensilios para el campo. Una dama de Valderas llamada María de las Hazas o de las Zarzas instó a los vecinos para cumplir a medias con la ley, sólo convertirían en arados las armas inservibles o viejas mientras que las otras serían guardadas en secreto para echar mano de ellas cuando hiciera falta.
La leyenda cuenta también que éstá mujer incluso compró más armas nuevas y las custodió junto con las otras. Años más tarde pasó por esta pequeña población las tropas de Alcama, camino del norte de Asturias donde se encontraría con Don Pelayo. Tomaron el pueblo y lo incendiaron y de nada les sirvieron a los pocos ciudadanos aquellas armas escondidas.
Se cree que esta leyenda dio lugar a la configuración del escudo de la villa en la que aparece una mano que está sacando una bandera de las llamas.


La historia que hace referencia a la llegada de Nuestra Señora del Socorro, Patrona de Valderas, a la villa cuenta que un soldado de los tercios de Flandes se encontró en aquellas tierras un arca que contenía tres imágenes de la Virgen. Las trajo consigo a España y se las entregó en Valderas, en depósito, al padre carmelita Antonio Maldonado, hasta su posterior regreso. Pasado el tiempo, el padre abrió el arca, convencido de que el soldado no regresaría nunca más. Era el año 1613. Encontró dentro las tres imágenes iguales, todas de la advocación del Socorro. Dos de ellas fueron enviadas a la provincia de Cuenca a los conventos carmelitas de La Alberca y Valdeolivas y la tercera se quedó en Valderas. La tradición narra numerosos milagros a partir de ese momento y así se arraigó entre las gentes del pueblo una gran fe en la imagen y se la nombró patrona de la villa. Las fiestas ritos y ceremonias actuales datan de aquella fecha, avalados por documentos existentes. Se fundó también una cofradía.

Fiestas y Tradiciones

Comienzan los festejos en esta Villa quizá costumbre adquirida de las carnestolendas romanas, con las celebraciones en honor de Don Carnal. Son carnavales de careta y baúl, de desmadre e improvisación. También en el mes de Febrero, el día 2 se celebran Las Candelas, procesión y bendición de las madres que han tenido hijos durante el año. se bendice igualmente el mazapán, repartido entre las embarazas.

Cuarenta días después llega la Semana Santa, de pasión y recogimiento, con emotivas procesiones de penitentes que portan hermosas tallas.
El domingo de Pestecostés se bendicen los campos, desde Altafría y con presencia de la Virgen del Socorro. Al día siguiente tiene lugar la Romería del Pan y del Queso, celebrada en la ermita del Otero, con reparto gratuito del pan, el queso y otros productos autóctonos entre los asistentes.

El día 3 de Mayo se celebra la Romería de la Santa Cruz hacia la Ermita del Otero. Es una procesión que sale desde Santa María del Azogue,
Santa María del Otero fue un poblado de repoblación altomedieval. En los siglos X y XI ya figura con el nombre de "auctarios", de donde se deriva Otero. Está en la ribera del Cea, en su margen derecha. En el siglo XIV ya es un despoblado y persiste solamente la ermita.
En los Libros de Cuentas y Administración del siglo XVIII se dice: " La gente va el día 3 de mayo, día de La Cruz, a la ermita de Otero, que está en un erial, y es lo único que queda del antiguo poblado de Otero".

En Julio tenemos las Ferias y Fiestas, que tienen su origen en la Edad Media, cuando Valderas recibía a feriantes y mercaderes, a visitantes y curiosos, que venían aquí a proveerse. Son días de grandes verbenas, concursos, competiciones deportivas y jolgorio por doquier.


Y ya en las postrimerías del verano, el 8 de septiembre, comienzan las Fiestas Patronales, en honor a Nuestra Señora la Virgen del Socorro, jornadas de alegría y diversión con un amplio programa de fiestas en el que abundan las verbenas, pasacalles y confrontaciones deportivas.
Por último, en Nochebuena se representa un nacimiento viviente en la Iglesia de Santa María del Azogue.

El Bacalao de Valderas

Receta del Bacalao al Ajo Arriero, uno de los platos estrella que caracteriza la gastronomía de la villa leonesa:

Ingredientes, 4 personas:
·         8 trozos de bacalao
·         Pimentón
·         5 dientes de ajo
·         Aceite de oliva
·         Agua
·         Sal

Realización:

El bacalao deberá estar en remojo al menos 48 horas antes de su preparación. Debemos cambiar el agua una vez cada 24 horas.. La carne del bacalao debe estar esponjosa.
Ponemos a calentar en una cazuela agua abundante y cuando rompa a hervir, sumergimos el bacalao y lo dejamos por espacio de 2 minutos. Al tiempo, habremos puesto a calentar una cazuela de barro con un dedo de aceite de oliva.
Transcurridos los dos minutos de hervor, sacamos los trozos de bacalao y los incluimos en la cazuela de barro. Con una cuchara espolvoreamos cada trozo por encima con pimentón.
Es una sartén, ponemos dos dedos de aceite de oliva y cuando esté caliente echamos los ajos, cortados en láminas. Cuando los ajos estén dorados, echamos media cucharada de pimentón e inmediatamente la añadimos a la cazuela de barro. Dejamos el guiso 3 minutos más al fuego y lo retiramos.


La Gastronomía

La villa de Valderas no sólo ofrece patrimonio artístico y cultural. No podemos olvidar de los placeres gastronómicos de claro reconocimiento fuera de la villa, y es que cuenta Valderas desde hace siglos con fama de buen comer y de mejor beber, aunque claro está, la villa está construida sobre bodegas. Y eso se nota.


El viajero que tenga a bien hacer parada en esta localidad, podrá disfrutar del buen vino de esta tierra, vino alegre por su aguja, debido a la variedad de uva y con Denominación de Origen Prieto-Picudo, de recio paladar y generoso aroma. No podrá pasar por alto el Bacalao al Ajo Arriero, que tiene en Valderas su templo particular, o el conejo guisado acompañado con el pan de Valderas, pan bregado, amasado, de miga compacta y esponjosa, que bien puede estar acompañado de queso de oveja, queso fuerte, curado, elaborado respetando el proceso tradicional.

Las Bodegas

Las bodegas de Valderas son distintas a las acostumbradas en Tierra de Campos. La razón es que éstas se encuentran emplazadas bajo las casas del pueblo, construidas en sillares de piedra o de ladrillo. El resto de bodegas de la comarca de Campos se construían a las afueras de los pueblos como pequeñas edificaciones, con su espacio subterráneo e independiente de dichos pueblos.
En Valderas, estas obras de ingeniería y construcción como son las bodegas se solían realizar previamente a la construcción de las casas, cuyo objetivo era la fabricación del vino para un consumo privado y familiar. Si en la casa se vendía vino se anunciaba por la colocación a la puerta de una banderita o trapito colorado.

Fue durante los siglos XVI, XVII y XVIII cuando se construyeron las mejores bodegas. Había una calle junto a la de Escuderos y al lado de San Claudio el Viejo que se llama la calle de Los Lagares. El material de construcción es la piedra como ya hemos indicado antes, pero no es una piedra originaria del lugar, sino que se traía de lugares tan alejados como Soria o Burgos.

Hoy en día, estas bodegas son de propiedad privada y no se visitan con facilidad. Pero el visitante puede observar en su camino por las calles de la villa pequeños respiraderos en la parte inferior de las fachadas, que indican la existencia de una bodega, aunque muchos de ellos ya están cegados.


Patrimonio histórico: Casas Señoriales

Otro de los conjuntos artistico-históricos de Valderas es el conjunto de casas señoriales que en algún momento de la historia han pertenecido a familias nobles y a personajes ilustres tanto de la propia villa, como de la comarca:

Casa Consistorial: data de 1701, fecha que figura en su fachada. La arquitectura de este edificio es de estilo herreriano, similar al Consistorio de Astorga, cabeza del poderoso estado de los Osorio. Se trata de un edificio de sillería con dos plantas y dos torrejas de remate, destacando el escudo de Valderas esculpido en piedra de estilo diciochesco. Un aspecto a destacar a principios del siglo XVIII es que estas fachadas tenían un objetivo publicitario, por lo cual se realizaban con mejores materiales que el resto del edificio. Destaca de ella su balconada, de la cual se dice que era el lugar desde donde los personajes más ilustres de la villa observaban actividades que tenían lugar en la Plaza Mayor, como las corridas de toros, por ejemplo.


Casa de los Marqueses de los Marqueses de Osorio (Marqueses de Astorga): esta casa perteneció, según la tradición, a la familia de los Osorio y Villallobos; más concretamente a Álvar Pérez de Osorio, señor de la Siete Villas de Campos, marqués de Astorga y conde de Trastámara.  El escudo que tiene en la fachada pertenece a la familia de los Osorio, con motivos de lobos pasantes. Tiene un amplio portalón y fachada de sillares en la que se encuentra el escudo de dicha familia nobiliaria. Destaca el artístico balcón en esquina, de corte renacentista similar al balcón del Palacio de los Guzmanes de la capital leonesa.


Casa de los Charro: casa típica valderense del siglo XVIII que perteneció a Don Hermenegildo Charro, ministro de Carlos IV.


Casa de los Marqueses de Janillo: esta casa señorial del siglo XVIII, hecha en ladrillo y piedra, destaca por su fachada neoclásica decorada con la cruz de Santiago, sus columnas de granito y balcones de reja forjada, con un amplio claustro en el interior. Esta casa formaba parte de las posesiones de los Marqueses de Castro Janillo, familia nobiliaria de importancia en la comarca de Campos.



 
Casa de los Arias: se encuentra en la calle del mismo nombre. Es una casa señorial de dos pisos, y los escudos de su fachada nos hacen suponer que pudo pertenecer a las familias Arias, Cisneros, Prado y Aguilar; así como a Cabeza de Vaca, titular de la Batalla de Navas y original de Valderas.

 
Casa de los Benavides: perteneció a la familia de los Benavides, Prado y Fonseca. Construida con sillares de piedra en la planta baja y ladrillo en la planta alta. Data de finales del siglo XVII y destaca además de por sus escudos nobiliarios, por las dos hileras de modillones de madera que sostienen la cornisa.



Patrimonio histórico: Monumentos

Siendo precisamente su conjunto histórico lo que le hace a Valderas ser declarada "Bien de Interés Cultural" en 2008, destaquemos alguno de sus monumentos más importantes:

Arco-Puerta de Arrejas: Era una de las puertas de la antigua muralla de la villa, que fue construida en el siglo XIV por orden del rey después de la guerra con el duque de Lancáster. Está construido de piedra y ladrillo, encuadrándose en la escuela mudéjar de ladrillo. En el interior, entre dos arcos, está la reja que hacía de puerta hincándose en el suelo. También en el interior hay una hornacina con la Virgen Milagrosa o también llamada del Buen Suceso, lugar al que acudían y acuden las embarazadas a poner una vela cuando iban a dar a luz.


Puerta de Santiago: Al final de la calle de Santiago se encuentra el Arco que recibe el mismo nombre. Pertenece al siglo XIV, lo mismo que el arco de las Arrejas. Tiene un doble arco apuntado, típico del gótico. Sobre este arco será edificada en el siglo XVI, por los caballeros de Santiago, que residían en esta misma calle, la ermita de la Virgen, popularmente llamada de la Cabecica. En este lugar se celebrarían a lo largo del año diversas funciones religiosas. En la parte este del arco hay una escultura del siglo XVIII, en la que aparece representado Santiago Matamoros, con dos escudos: a la derecha se encuentra el escudo de al propia villa de Valderas, mientras que a la izquierda se puede ver el escudo de los Osorio. 





Puerta de San Isidro: aunque no se conserva íntegra como se encontraba en el Siglo X, esta puerta era uno de los accesos a la villa en la época medieval. Sólo se conserva uno de los arranques del arco, ya que la puerta se desplomó a principios del siglo XX, al encauzar las aguas de las lluvias.



Seminario de San Mateo: Junto a la Plaza de San Claudio está el monumento más grande en dimensiones de Valderas. Se inauguró en   septiembre de 1738. Se llamó así por ser fundación del célebre hijo de la Villa Fray Mateo Panduro y Villafañe, obispo de Popayán (Colombia) y La Paz (Bolivia).
El Colegio  estuvo  anexionado a la Universidad de Valladolid. Después fue Seminario Menor de la Diócesis de León desde fines del siglo XIX hasta 1952 en que los Carmelitas se lo compraron al Obispado de León. Los Carmelitas regentaron el edificio hasta 1971. Pocos años después lo compró el Ayuntamiento.
Actualmente acoge salas de conferencias, oficina de información turística, biblioteca, hogar de la tercera edad.
En cuanto a la obra arquitectónica hay que distinguir dos etapas en su construcción, con más de dos siglos de diferencia. El primitivo edificio constaba de dos pisos. Eran de ladrillo y de tierra prensada sobre zócalos de sillería. El tercer piso, del año 1942, es de ladrillo. En la fachada principal destaca la entrada, con un estilo de resonancias herrerianas, pero próxima a la manera barroca de Churriguera. En su interior se encuentra un claustro con arcadas de medio punto.


Hospital de la Piedad (Museo Etnográfico): Situado en la Calle de la Trinidad. Los fondos de su colección contienen enseres sobre la vida del hogar, los oficios y las labores tradicionales, que han sido donados por los propios habitantes de Valderas.
 
Castillo de Altafría: situado en lo alto del cerro de Altafría sobre el valle del río Cea. Era de aparejo  de sillería y tapial, y las citas históricas sitúan al monarca leonés como el constructor de su fortificación defensora en el siglo XII, con el objetivo de proteger la línea del Cea de los ataques de Alfonso VIII de Castilla. En el siglo siglo XIV, perteneció a Juan Álvarez Osorio, seño de las Siete Villas de Campos. Este castillo guardaba un subterráneo muy profundo y cuenta la leyenda de su comunicación antaño con Benavente por un lado y por el otro con Grajal de Campos.
En los siglos XVI y XVII se abandonó su residencia, y lo que hoy observamos son sus restos. Es un mirador desde donde nuestra vista puede abarcar el pueblo y el río Cea, así como los campos de la comarca y sus viñedos.


Iglesia San Juan del Mercado: aunque esta iglesia ya existía durante la Edad Media, la construcción y su forma definitiva datan del siglo XVI (gótico tardío), con añadiduras posteriores del siglo XVII.
Al interior consta de tres naves separadas por columnas góticas, una cúpula de estilo plateresco y un retablo mayor del siglo XVII en cuyo centro se encuentra una talla del patrón titular, San Juan Bautista.
Al lado del presbiterio, destaca la Capilla de Francisco Hurtado, con una artística reja de hierro forjado realizada por Collante en 1600, y una talla de Cristo Crucificado, más conocido como Cristo Gótico.
Al lado sur de esta iglesia está la Plaza de San Juan del Mercado, llamada así por la tradición de celebrar el mercado comarcal, lo que la hizo importante y popular.


Iglesia de Santa María del Azogue: documentada ya en el año 1144 en documento de la Catedral de León, este templo se edificó sobre bases y torre de la antigua fortaleza, adosada a la muralla del siglo XII. De hecho, la torre de la Iglesia se construyó sobre la llamada bodega del Infierno, que en realidad eran las mazmorras del Castillo Macarefe.
Sufrió varias remodelaciones hasta 1675. El interior es de tres naves separadas por gruesas columnas, y aunque todavía se conservan nervaduras góticas, ofrece un aspecto renacentista.
Sin duda, la mejor obra que hay en esta iglesia está en su interior, y es el retablo de la capilla mayor, de autor desconocido. Es un retablo del siglo XVI que representa escenas de la vida de Cristo y de la Virgen y que cuenta con esculturas renacentistas o platerescas y tallas de Berruguete.
La plaza de Santa María del Azogue, también conocida como Plaza Mayor, es llamada así por ser la plaza donde se celebraba el zoco (Az-zuaqm en árabe).



Iglesia del Socorro y Museo Parroquial: corresponde a la iglesia Carmelita, adosada al antiguo convento de Carmelitas Calzados, inaugurado en 1565. En interior se encuentra un retablo central de estilo barroco-churrigueresco del año 1680, presidido por la Virgen del Socorro, patrona de la villa, traída de Flandes en el siglo XVI.
Alrededor de la sala capitular de la iglesia está la sillería del siglo XVI. La puerta de la sillería que anteriormente tenía acceso al coro, ahora da entrada al claustro bajo, convertido en Museo de Arte Sacro.
En este Museo encontramos una colección de Cristos que van desde los siglos XIII al XVIII, destacando el Cristo yacente articulado, talla de Gregorio Fernández, que se saca en procesión en la Semana Santa de Valderas.
Otras piezas custodiadas son una Piedad del siglo XIV, una serie de exvotos y el primer retablo que hubo en el convento que es de principios del siglo XVII.



El Escudo



En cuanto a la héraldica que define la villa de Valderas tenemos su escudo de armas con alusiones a su pasado histórico. En su centro un brazo sale de las llamas, cuya mano rescata una bandera sobre la que se ven cuatro estrellas y una cara. Lo rodea una orla con una leyenda que dice: Confringet arma et santa comburet (quebrarán las armas y quemarán en el fuego los escudos).

Valderas y su Historia

Se tiene información sobre los primeros pobladores que pudo haber en este enclave, pero los historiadores suponen que dada la situación geográfica de defensa natural y espacio abierto para la siembra de cereales, tendría desde el siglo VII a.C. un núcleo de población más o menos estable. Las fuentes hacen referencia a que la ocupación se debió a  un grupo de origen celta, los vacceos, que tomaron Valderas como capital, extendiéndose por lo que hoy es León, Zamora, Salamanca y Valladolid.
Después del asentamiento de los romanos en la Península, y más concretamente durante el periodo Imperial, Valderas fue una de las principales “stationes” de la vía que comunicaba Astorga con Zaragoza, cuyo nombre era Brigaeco o Brigecum, y estaba asentada en la zona llamada hoy Altafría.


Edad Media:

Durante la época visigoda la ciudad fue un enclave defensivo contra los suevos de Galicia y los cántabros del norte leonés y palentino. Durante la invasión musulmana del 711, sufre un retroceso en su población, pero no se abandona totalmente. Después de la Reconquista es nuevamente fortificada y aparece mencionada como Castro Mazarefe, nombre de un repoblador hispanomusulmán. Durante el reinado de Urraca de León se empieza a llamar Valderas : "...In Val de Heras.. discurrente flumen Ceia, sub Kastro Maçarefe...". 
En tiempos de Fernando II de León (rey desde 1157 a 1188) se construyó una fortaleza de la que se conservan los torreones ruinosos, conocidos en la villa como castillos. Se construye también la muralla que nacía en dichas torres y terminaba en la puerta de San Isidro donde la ciudad estaba ya protegida por el terreno escarpado y el río.
En el siglo XIII Valderas figura en los anales como feudo del señorío de los Osorio, cuya cabeza principal fue Alvar Pérez de Osorio, señor de las Siete Villas de Campos: Valderas, Villaornate, Villalobos, Roales de Campos, Fuentes de Ropel, Castroverde de Campos y Becilla de Valderaduey.

Bajo el señorío de la familia Osorio, Valderas tomó partido por el infante Enrique de Trastámara en la guerra civil de 1366 a 1369. La ciudad fue cercada por el legítimo rey Don Pedro y resistió el asedio, pero el Duque de Lancaster, yerno del difunto rey Don Pedro, después de invadir Castilla se dirigió contra Valderas, que fue abandonada, después de quemar sus víveres, hecho que figura en su escudo. Esta actitud mereció que el rey Juan I de Castilla le concediese diezmos y tercias reales como privilegios.



Edad Moderna:

Estos privilegios se hicieron notar en la prosperidad de la villa que creció, se abrieron nuevas calles y plazas, las casas se construyeron más sólidas y con mejores materiales (piedra y ladrillo en lugar de tapial). Muchas de estas casas fueron habitadas por hombres ilustres, caballeros de Santiago y de Alcántara, que colocaron sus escudos heráldicos en las fachadas.
Con Carlos II se extingue la línea legítima de los Austrias y el trono español es disputado por Borbones y Habsburgos. Valderas se inclina por Felipe de Anjou, que sería rey con el nombre de Felipe V. Casi un siglo después, Napoleón se refugió en Valderas en su avance por la Península. 


Etapa Contemporánea:

Durante los siglos XIX y XX, Valderas no volvió a sufrir los avatares de una guerra, ni siquiera durante la Guerra Civil de 1936; sin embargo Valderas no ha vuelto a vivir la brillante prosperidad económica y cultural de la que gozó durante los siglos medievales y modernos. No obstante, debido a su importancia ha sido declarada Bien de Interés Cultural con la categoría de Conjunto Histórico en 2008.